lunes, 16 de febrero de 2009

EDUCACIÓN MEDIÁTICA: Una nueva asignatura


La alfabetización mediática implica la capacidad de comprender y valorar críticamente los diversos aspectos de los distintos medios de comunicación, consiguiendo filtrar certeramente la información recibida a través del torrente de datos e imágenes", explica la Eurocámara. En su opinión, desarrollar dicha capacidad "es fundamental para aprovechar las oportunidades de la actual era digital".


El Parlamento Europeo propone impartir en los colegios la asignatura de "educación mediática".

La Eurocámara ha aprobado, con 538 votos a favor, 23 en contra y 4 abstenciones, un informe que resalta la necesidad de incluir la educación mediática en los planes de estudio de las escuelas europeas. El objetivo es saber filtrar la información en medio del torrente de imágenes y datos que cada día una persona recibe a través de los medios de comunicación, y aprovechar así las oportunidades de la actual era digital.

Según el Parlamento Europeo, la asignatura de "educación mediática" tendría que contar con un carácter práctico y debería estar vinculada a materias económicas, políticas, literarias, sociales, artísticas e informáticas, así como a proyectos extraescolares y de formación práctica. Recomienda también la elaboración de productos mediáticos con la participación de alumnos y profesores como medida de formación práctica.

El informe también destaca el papel de la educación mediática en las escuelas especiales, por la importancia de los medios de comunicación a la hora de contribuir a superar los obstáculos de muchas discapacidades. Para poder llevar a cabo esta labor se subraya la necesidad de mejorar las infraestructuras de las escuelas, de modo que todos los escolares puedan tener acceso a Internet.

Por otro lado, los diputados proponen que la educación mediática se extienda también a los padres, debido al papel fundamental que juegan a la hora de fijar los hábitos de utilización de medios de comunicación en sus hijos. También las personas mayores deberían participar de esta campaña de alfabetización mediática, que podría llevarse a cabo en sus puntos habituales de reunión, como asociaciones, residencias de la tercera edad y grupos que comparten ocio.

Por último, se recomienda que este proceso también incluya información acerca de los derechos de autor y de propiedad intelectual, y la importancia de que la sociedad los respete. Otros asuntos que podrían tocar estas campañas girarían en torno a la seguridad de los datos y la privacidad, y el derecho de autodeterminación en materia informativa.

Para poder hacer realidad esta iniciativa, la Eurocámara exige que disminuyan las diferencias digitales entre los estados miembros, y entre las zonas urbanas y las rurales. Esto sería posible con la implantación de las infraestructuras necesarias y la oferta de banda ancha con precios asequibles en aquellas regiones menos favorecidas.

La verdad es que me sorprende el escaso eco que ha tenido esta noticia, cuando me parece de una importancia relevante para la formación de un@s ciudadan@s críticos del siglo XXI. Habrá que estar atentos al desarrollo y al currículo de esta nueva asignatura.


1 comentario:

Salondesol dijo...

Hay un comentario en la noticia de El País que me encanta: "
que quiten la religión y pongan esta signatura, aquella sobra, ésta se necesita de politicamenteincorrecta.

Un abrazo.