martes, 28 de septiembre de 2010

CERRADO

Me parece indispensable, fundamental , que se respete el derecho de los que quieren trabajar ( NO SECUNDAN LAS HUELGAS) y también el derecho de los que secundan la huelga ( esta de hoy u otras…) Los dos colectivos o grupos deben tener ese beneficio y derecho.

Es por ello por lo que me pregunto que si al que ejerce el derecho de huelga para conseguir mejoras en su trabajo y en el de los demás, se le descuenta el salario pertinente … … ¿qué ocurriría si al que ejerce su derecho de no ir a la huelga, se le “descontasen” , o no se le aplicasen las posibles mejoras conseguidas… A que suena fuerte! E insolidario!

Así, la huelga sale penalizada, muy penalizada. Ejerces un derecho y “apechugas” con las consecuencias ¿no? Pues con el otro…también.

De todas formas, y, reconociendo la complejidad del asunto , los sindicatos ( entendiendo esta palabra tal y como la usa un gran número de trabajador@s desilusionad@s, como si los sindicados no formásemos parte de ellos), tendrán que mirar “hacia dentro” y averiguar por qué tant@s trabajadores y trabajadoras han alcanzado esa opinión de rechazo que les lleva a pensar que ir a la huelga, es “hacerle el juego a los sindicatos”, “hacerle un favor a los sindicatos”, se sienten tan poco conectad@s con los sindicatos, … Aunque las causas sean multifactoriales, no podemos estar siempre responsabilizando ÚNICAMENTE al gobierno, a la patronal, a la derecha, a los medios de comunicación… HABRÁ QUE ESCUCHAR A LOS SINDICADOS Y REFLEXIONAR… Digo yo.

No hay comentarios: